Retribución Flexible

Productos y Servicios de Retribución Flexible en la época de la COVID-19 y el Teletrabajo

El mundo ha cambiado drásticamente en el último año, debido a la pandemia producida por el virus del COVID-19.

No solamente se han visto afectado nuestro modo de vivir diario con restricciones sanitarias, sino también nuestras relaciones interpersonales y costumbres diarias. Entre estos cambios, el trabajo se ha visto directamente afectado y ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias.

Coincidiendo con el aniversario del estado de alarma en España y con el periodo de confinamiento domiciliario en España, desde Assiteca hemos querido hacer una revisión de cómo la COVID-19 ha cambiado nuestra forma de trabajar, implantando el Teletrabajo como la nueva forma de trabajo para poder continuar con la actividad laboral desde nuestras casas.

Ahora bien, habiéndose implantado el Teletrabajo de forma brusca en nuestro país, ¿Cómo ha afectado este cambio laboral a los productos y servicios de del Sistema de Retribución Flexible?

La retribución Flexible se trata de un Sistema retributivo implantado en España hace más de una década y que actualmente está regulado por la  Ley 35/2006 de 28 de Noviembre y el Real Decreto 439/2007 de 30 de marzo . Los Planes de Retribución Flexible han permitido a los empleados de las empresas que disponen de este sistema, beneficiarse de las ventajas fiscales de muchos productos y servicios como son los cheques/tarjetas de comida, el pago de Guardería y Transporte público, la contratación de los Seguros de Salud o la contratación de Planes de Pensiones y de Ahorro. Pero durante la pandemia, en especial durante el periodo de confinamiento el 60,15% de los empleados de nuestro país que disponen de este Sistema de Beneficios, no ha podido utilizar dichos beneficios según el último estudio de tendencias de beneficios sociales de la empresa COBEE. (Cobee,2021:16)

Muchos de estos beneficios no se han visto afectados directamente por las políticas de Teletrabajo, mientras que otros que estaban relacionados con la presencialidad del empleado en el trabajo, se han visto modificados. Es el caso de los cheques restaurante o el uso de la tarjeta de transporte. Para poder analizar su aplicación en la pandemia y la legalidad de su uso, primero vamos a repasar la normativa fiscal de estos productos que se han visto afectados.

Los Cheques Restaurante y el Teletrabajo

En cuanto a los cheques restaurantes, éstos están reglados en nuestro país a través del Real Decreto 1074/2017, de 29 de diciembre. Esta normativa configura este beneficio como una prestación del servicio de comedor de la empresa de forma indirecta, estableciéndose unos requisitos esenciales, como recoge la Asociación Española de Empresas de Vales Comida y otros Servicios AEEVCOS en su página web, entre ellos los que se han visto comprometidos a raíz del Teletrabajo son por un lado que dicha prestación solo podrá utilizarse durante los días laborales; no se podrá obtener un reembolso del importe del beneficio y por supuesto, que dicho beneficio sólo se podrá utilizar para el fin que está destinado y ser utilizado en centros de Restauración. Todas estas condiciones presentaban dudas en cuanto a la aplicación de la deducción fiscal en política de teletrabajo; ¿se pueden entonces utilizar los tiques/cheques de comida desde casa?

Esta cuestión se ha tenido que analizar según la normativa fiscal aplicable en esta situación en particular y tras revisiones legales se ha determinado que sí se pueden utilizar en situaciones de teletrabajo; ya que siguiendo las directrices legales siempre y cuando se siga utilizando en los días laborales, la cuantía no supere los 11€ diarios (en territorio común) y los 9€ diarios en País Vasco y Navarra y se utilice en centros de restauración; no existe ningún impedimento legal.

Bien es cierto que la oferta de restauración se ha visto muy reducida, ya que no todos los establecimientos estaban preparados para ofrecer un servicio a domicilio a sus clientes; pero en este punto, la ventaja fiscal no se ve afectada ya que el servicio sigue siendo ofertado por un establecimiento de hostelería.

 

Pero ¿Qué ocurre con el uso de la Tarjeta Transporte?

Este beneficio sí se ha visto más limitado como consecuencia del teletrabajo, ahora bien siguiendo el (REAL DECRETO 1788/2010 de 30 de noviembre y la Ley 26/2014 de 7 de noviembre, por la que se modifica la ley 35/2006 de 28 de noviembre, del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) la tarjeta de transporte podrá ser utilizada y tendrá exención fiscal siempre y cuando no se exceda de la cantidad mensual de 136,36€ y se utilice para trasladarse al puesto de trabajo, siendo este servicio intransferible. Ahora bien, si durante el confinamiento domiciliario no se ha podido acudir al puesto de trabajo los empleados han podido solicitar el reembolso del importe descontado de su nómina o conservar dichos importes en su tarjeta, puesto que no tienen una fecha de caducidad que les impida su uso una vez se reincorporen a las oficinas.

Aun así, en el caso de que el empleado tuviese que acudir a su puesto de trabajo o desplazarse por motivos laborables (pese al estado de alarma y al confinamiento domiciliario) el uso de la tarjeta de transporte estaría justificado y, por lo tanto, mantiene todas sus ventajas y exención fiscal de hasta 1.500€/año.

Del mismo modo ocurre con el beneficio de Guardería, que se ha visto gravemente afectado tras el cierre de colegios y guarderías decretado con antelación al Estado de Alarma implantado el pasado 14 de marzo de 2020.

En el caso de que los beneficiarios de los empleados (que como se recoge en la ley deben tener una edad comprendida entre 0-3 años) no hubiesen podido acudir a la Guardería; éstos pueden solicitar la devolución del importe tanto a su guardería como posteriormente a su empresa, para la devolución del dinero.

Ante estas situaciones y las dudas generadas al principio de la pandemia, muchas empresas optaron por cancelar la prestación de algunos beneficios de forma temporal, principalmente los anteriormente citados Tarjetas de comida, transporte y guardería. Otros como el Seguro de Salud, han cobrado importancia ganando posiciones junto con los beneficios relacionados con plataformas de entretenimiento, la formación, la movilidad privada o los relacionados con el Wellness, como es el abono del gimnasio.

Todos los cambios que estamos experimentando a nivel laboral, a raíz de la COVID-19, tienen consecuencias en nuestro día a día y consecuencias en nuestros puestos de trabajo. Los sistemas de Retribución Flexible de las empresas tienen que adaptarse a estas nuevas condiciones cuanto antes para asumir los retos que se plantean. Teniendo en cuenta que el 67% de los empleados en nuestro país prefiere un pack de beneficios frente a una subida salarial, la Compensación Flexible cobra cada día más importancia en el entorno laboral.

Todas estas nuevas condiciones deben también ajustarse al proceso de digitalización que se ha visto acelerado por la pandemia. Proceso que cobra especial importancia en la gestión de sistemas de Compensación Total, para entre otras cosas no verse limitado su uso.

Es por ello, que desde Assiteca ofrecemos a nuestros clientes un servicio personalizado y ajustado a las nuevas necesidades que la pandemia solicita. Nuestra herramienta AssitecaFlex ofrece la inclusión de todos los productos y servicios con/sin ventajas fiscales para diseñar el mejor plan de Compensación Total para nuestros clientes. Plan gestionado de forma completamente digital y asesorado por los mejores profesionales. Assiteca se adapta a las nuevas peculiaridades que el entorno laboral plantea, siempre manteniendo una escucha activa hacia las particularidades de nuestros clientes.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.