Terremoto Consorcio

Consorcio de Compensación de Seguros, instrumento al servicio del sector asegurador español

Creado hace más de 75 años, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una institución única del mercado español. Se trata de una entidad pública empresarial, muy valorada a nivel internacional, que aporta gran estabilidad al mercado, y está completamente integrado en él.

Tiene como finalidad hacer frente a las indemnizaciones derivadas de siniestros excepcionales a los que las compañías aseguradoras privadas no están obligadas a responder.

En los últimos 30 años, el Consorcio ha indemnizado siniestros por valor de 7.400 millones de euros (de 2017), de los que el 97% fue por daños en los bienes, el 2% por pérdida de beneficios y el 1% por daños a las personas. Del total de daños, el 69% fue por inundación, el 17% por vientos extraordinarios, el 7% por terremoto y el 6% por terrorismo.

Todos recordamos las graves consecuencias del terremoto que tuvo lugar en Lorca en mayo del 2011, en el que la intervención del Consorcio fue primordial. En total, hubo 9 víctimas mortales, más de 300 heridos e importantes daños materiales en viviendas, comercios y edificios históricos.  El Consorcio respondió a más de 33.200 siniestros, que supusieron unas indemnizaciones de 487 millones de euros, según datos del Director de Operaciones del CCS.

¿Qué riesgos cubre el Consorcio?

Desempeña múltiples funciones en el ámbito del seguro. Por un lado, el Consorcio cubre los riesgos extraordinarios acontecidos en España o sufridos por personas con residencia en el país. Interviene, por ejemplo, ante las pérdidas generadas por fenómenos de la naturaleza (terremotos, maremotos, inundaciones extraordinarias, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caídas de cuerpos siderales) y aquellas ocasionadas violentamente como consecuencia del terrorismo, rebelión, sedición, motín o tumulto popular. También atiende las indemnizaciones por los daños derivados de hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Por otro lado, el Consorcio se ocupa de los siniestros de seguros obligatorios causados por personas sin seguro. Por ejemplo, en un accidente de circulación, indemnizaría al perjudicado de los daños ocasionados por un vehículo robado, desconocido o sin seguro.  Otra de sus funciones es proteger a los acreedores por contrato de seguro (asegurados, beneficiarios y terceros perjudicados) en los casos de entidades aseguradoras en liquidación encomendada al Consorcio o que se encuentren en situación de concurso de acreedores. Opera también como asegurador de vehículos en aquellos casos en los que el conductor no encuentre seguro en el mercado, o asegurador de ciertos riesgos que ninguna compañía quiere suscribir.

Seguridad y protección ante riesgos extraordinarios.

Al contratar un seguro de daños, ya sea una póliza de todo riesgo-daños materiales, de avería de maquinaria, el seguro de hogar o el del automóvil, recibimos automáticamente la protección del Consorcio de Compensación de Seguros, que complementa las coberturas que ofrecen las aseguradoras. Para ello, debemos únicamente contar con un seguro que cubra al bien dañado, y estar al corriente de pago de las primas del seguro y de su correspondiente recargo por Consorcio.

El Consorcio indemnizará al asegurado cuando el riesgo cubierto por el CCS no esté amparado por la póliza de seguro.

Consorcio: modelo español referente en el mundo

El Consorcio despierta un enorme interés internacional, ya que se trata de un sistema eficiente, único en el mundo, que genera un alto grado de satisfacción en los asegurados. Muchos países disponen de Fondos de Garantía para los asegurados y mecanismos para la liquidación de entidades insolventes, otros tienen sistemas de participación pública para atender catástrofes naturales y terrorismo, pero solo España tiene una única institución que abarca todas esas funciones de manera integrada, y que está perfectamente consolidada en el sector y en la administración pública.

No se pueden hacer más comentarios en esta entrada.