Procedura parti correlate

Responsabilidad Civil de Consejeros y Directivos – Legislación vigente en España y su impacto en la Alta Dirección

 Abril 2012Aumenta la Responsabilidad Civil de D&O. Con la reforma del código penal del año 2010 (Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio) se reconoce la responsabilidad penal de las personas jurídicas y aumenta la penalización de la actividad desarrollada en el tráfico mercantil. Por tanto, nos enfrentamos a nuevos escenarios de riesgo y a unas penas mucho más severas. Delitos de corrupción entre particulares, delitos bursátiles, acoso laboral, o delitos medioambientales son ahora delitos por los que pueden ser acusados los Consejeros y Directivos.

Y aumentan las penas de los delitos fiscales, los delitos contra la seguridad social, el alzamiento de bienes, los delitos medioambientales ya existentes, y los delitos contra la ordenación del territorio y el urbanismo.

Responsabilidad Penal de las personas jurídicas

El riesgo penal al que se enfrentan los Directivos se ha visto influido asimismo por la penalización de las conductas de la persona jurídica. Ahora, la persona jurídica tiene responsabilidad penal por aquellos delitos cometidos en su nombre y en su provecho, tanto por sus administradores de derecho, de hecho o sus representantes legales, como por trabajadores de la sociedad, por no haber ejercido el debido control para evitarlos. Sin perjuicio de la responsabilidad penal que le corresponda a la sociedad, el Directivo se puede ver en el banquillo de los acusados por los delitos que se le imputen a la entidad.

Los procedimientos penales son más ágiles, menos costosos y en una misma vía el perjudicado, aparte de perseguir la conducta penal del acusado, puede igualmente ser resarcido de los daños y perjuicios sufridos.

Resumiendo, de acuerdo con la legislación vigente, los Administradores de las Sociedades mercantiles podrían ser responsables, incluso con su patrimonio personal, de cuantos perjuicios ocasionen a la Sociedad o a terceros, que sean consecuencia de errores en la gestión, respondiendo frente a la Sociedad, sus accionistas, acreedores sociales, empleados y terceros en general. Es fundamental contar con una póliza de Responsabilidad Civil de D&O.

reunion dirección

Los directivos, el primer blanco de las reclamaciones

Responsabilidad Civil de Directivos y Consejeros

Abril 2012 – En tiempos de “vacas gordas”, cuando la economía y los mercados financieros crecen de tal manera que aseguran boyantes ganancias a cualquiera que invierta, los Consejeros Delegados, Directivos y todos aquellos que forman parte de la cúpula de gobierno de la empresa (figuras que a partir de ahora solo identificaremos con la palabra Directivos) gozan de una altísima consideración por parte de la opinión pública y de los inversores.

Pero cuando vivimos una coyuntura económica caracterizada por tensiones y contracciones de los mercados, la opinión pública y los grupos de inversores y acreedores que han visto cómo se evaporaban sus capitales o como sus créditos se convertían en papel de basura, identifican a los Directivos, con razón o sin ella, como los principales responsables de sus pérdidas. Y además, el hecho de que estas personas puedan recibir de las empresas que dirigen opulentas compensaciones económicas a pesar de los resultados negativos, agudiza aún más la aversión hacia ellos.

La actual crisis económica en España ha producido numerosísimas quiebras, insolvencias, concursos de acreedores y otros muchos problemas indirectos en las empresas. Y siguiendo el ejemplo estadounidense y europeo, gobiernos, accionistas, inversores y demás participantes del mercado reclaman cada vez más a los directivos por los malos resultados que achacan a una mala gestión por la toma de decisiones erróneas. La crisis ha provocado no solo que se reclame más, sino que se haga en mayores cuantías.

Mayores responsabilidades

En los últimos años, en los principales países del mundo han entrado en vigor numerosas leyes que imponen mayores responsabilidades y obligaciones a los Directivos. La legislación española no se ha quedado atrás, y con la reciente entrada en vigor de la reforma del Código Penal y la promulgación de la Ley de Sociedades de capital, se endurecen las responsabilidades de directivos y consejeros de empresas.

La normativa y situación actual hace que sea imprescindible contar con la protección adecuada que aporta el seguro de Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos.

 

Póliza de D&O, Nuevas responsabilidades para administradores, consejeros y directivos de sociedades con la Reforma de la Ley de Sociedades de Capital

Ha llegado el momento de revisar la póliza de D&O. La Ley 31/2014 de 3 de diciembre de reforma de la Ley de Sociedades de Capital, introduce una serie de modificaciones que afectan directamente al gobierno corporativo de las empresas, a sus directivos, administradores y consejeros de las sociedades.

Las empresas pueden ser acusadas y condenadas penalmente de sus propios delitos y los de sus dependientes. Los consejeros, directivos y cargos de dirección deben responder, de forma solidaria con su propio patrimonio personal, frente a la sociedad, accionistas, acreedores sociales y cualquier tercero perjudicado de la gestión que realicen en la sociedad, cuando concurran los requisitos de su responsabilidad civil de la alta dirección.

Algunas modificaciones de  la reforma

En la actual reforma se amplía la tipificación de conductas desleales de administradores y se extiende el régimen de responsabilidad de los administradores a personas asimiladas, incluyendo aquellas con funciones de alta dirección, y representantes de personas físicas de los administradores personas jurídicas.

Otra importante modificación es la inversión de la carga de la prueba y la presunción de culpabilidad del D&O cuando el acto sea contrario a la ley o a los estatutos.

Se introduce también un nuevo régimen de prescripción de las acciones de responsabilidad de los administradores, que será de cuatro años a contar desde el día en que hubiera podido ejercitarse. Por otro lado, el carácter solidario de la responsabilidad de los administradores hace que todos serán responsables conjuntamente de cualquier decisión que tome la empresa.

Ante esta situación y más que nunca, las empresas deben estudiar las nuevas responsabilidades de los directivos y contar con una póliza de D&O completa y actualizada que incluya todas las figuras de la empresa susceptibles de sufrir reclamaciones y dé las mayores coberturas para proteger a la empresa y permitir que sus directivos puedan ejercer sus funciones sin preocupaciones.